Leer noticia

Ver programa
Los concursantes sirven un menú a 25 chefs vizcainos acompañados de sus madres.
bilbao – Aunque los aspirantes de MasterChef 7 (La 1) llevan más de un mes trabajando juntos, aún tienen problemas para trabajar en grupo. La prueba de exteriores tendrá lugar en San Juan de Gaztelugatxe y rendirá un homenaje a las madres, que han transmitido, generación tras generación, el valioso legado que es la buena cocina. El menú que servirán estará diseñado por el vizcaino Eneko Atxa (5 estrellas Michelin), que asesorará a los aspirantes y les explicará las claves de sus platos. Cocinarán para 25 de los mejores chefs vizcainos, acompañados por sus madres. En la prueba de expulsión, el supermercado se transformará en una lonja con pescados de grandes dimensiones. El mejor en la prueba exterior decidirá qué pescado utilizará cada compañero para cocinar un plato de auténtica estrella Michelin y cuánto tiempo tendrá para su elaboración, pudiendo ser 50, 40, 30 o 20 minutos. Los delantales negros contarán con los consejos de Aitor Arregi, chef con una estrella Michelin en el restaurante Elkano (Gipuzkoa).

Escrito por casagarras

Sabor, tradición e innovación
A %d blogueros les gusta esto: